EXTERIOR_Alberdi_vista%20frontal_edited.

 

La volumetría del edificio es el resultado de disponer de una forma ordenada, una serie de cajas en el espacio donde cada una de ellas es una unidad independiente, única,  dialogando con su entorno tanto por la materialidad como por su apertura al exterior.

 

Estas unidades independientes, que no comparten medianeras entre si, proporcionan mayor privacidad, de tal manera que no existe conexión visual entre los vecinos. 

Los propietarios se sienten como si habitasen casas individuales dispuestas en altura, fuertemente vinculadas a su entorno con planos vidriados de grandes proporciones. Una serie de parasoles de madera que ofician de filtro proporcionan mayor seguridad al conjunto.

 

Dejando libre el corazón del edificio con un patio que atraviesa el proyecto en altura,  se iluminan y ventilan los espacios secundarios más cerrados, pasillos y conexiones,  dejando libre las cuatro fachadas para albergar los espacios principales de estar y dormitorios.

 

Esta segunda fachada que se genera hacia el patio, se resuelve con planos  donde la luz ingresa tamizada por los filtros;  una fachada predominantemente cerrada que busca proteger a los habitantes de las miradas indiscretas, a la vez que otorga iluminación a los corredores.

 

Estas cajas que conforman una unidad de vivienda cada una, se estructuran en dos partes según las funciones que albergan. Una de ellas mas abierta, se ubican el estar, la cocina y parrilleros, donde se desarrollan las actividades sociales y recreativas de la casa; la otra, igualmente vidriada, cambia de orientación y contiene los espacios más íntimos, de descanso.

 

ACCESO 

 

El acceso a las unidades se realiza mediante puentes que,  por sus dimensiones, generan espacios más flexibles en cuanto a su función; un preámbulo que anticipa lo que vendrá como si fuese un brazo que sale a recibir al invitado.  Un acceso teatral que permite apreciar, a través del vidrio, toda la casa desde ese punto, a la vez que impide las miradas hacia otras unidades. Es acceso y también espacio de uso, que extiende las posibilidades del resto del apartamento.

 

MATERIALIDAD

 

Madera, vidrio  y hormigón visto, son los materiales elegidos para este proyecto.

La madera noble de nulo mantenimiento por su dureza y durabilidad, refuerza la idea de sustentabilidad a la vez que proporciona calidez y armonía, contrasta con el hormigón y nos refiere a los árboles tan presentes en  la zona.

 

Los enormes termopaneles colocados en las ventanas, dejan pasar los rayos solares en invierno, proporcionando calor en el interior, reduciendo el consumo de energía para calefaccionar los ambientes.

En verano, el sistema de fachada, permite filtrar los rayos del sol. 

 

El hormigón visto presente en la estructura y en las paredes como acabado, es estructura y terminación a la vez, dando como resultado un proyecto que se inserta sutilmente en el paisaje a la vez que tiende a disminuir casi por completo su mantenimiento.